FUNERALES DE ANGELITOS: ¿rito festivo sin duelo? Rito y desmentida a falta de una vida con historia para un duelo sin memoria. (Publicado en la Revista Litoral No.34, Edelp, México).

Araceli Colin

Mi interés por el tema lo suscitó la presentación de El arte ritual de la muerte niña en la revista Artes de México, la cual formaba parte de las referencias bibliográficas propuestas por Jean Allouch en ocasión del seminario que impartió en México en 1993.

Observé esas fotos y pinturas de niños muertos de diferentes épocas, vestidos como angelitos o como santos, o como niños vivos. Leí el texto de Luis Mario Schneider sobre los“juegos de la muerte celestial”, juegos rituales cuyo fin sería el de festejar el tránsito celestial del niño muerto. Su descripción del ritual detallaba también las flores, los colores del papel picado, los rasguidos de guitarras y violines y hasta los petardos que acompañan en Malinalco a la muerte angelical. Me sorprendió que habiendo comenzado su artículo con estas graves palabras : “…hay una muerte cruel, aquella que degolló, que cercenó una existencia antes del recorrido de una vida”, lo concluyera sin haber extraído consecuencias de esta observación mayor. Más grande fue mi sorpresa cuando di con la interpretación que sobre las fotos del niño muerto hace Jean Allouch, al sostener que “sirven para un ritual de no-duelo, de regocijo provocado por la muerte del niño…”.

Desde estas lecturas comencé una investigación. El primer indicio4 de lo que buscaría se anunciaba ahí con mi sorpresa ante la afirmación: no hay duelo. Me propuse cuestionar dicha certeza.

Clic aquí para continuar leyendo

Categorías: Revistas